Este nuevo informe de la serie «Papeles del Observatorio» presenta una descripción de la primera reacción de la ciencia mundial e iberoamericana ante la crisis del Covid-19 y plantea algunas preguntas que permiten obtener lecciones para el futuro. ¿La ciencia —investigadores, las instituciones en las que se insertan y los organismos gubernamentales que las gestionan— podría haber hecho más para evitar esta crisis? ¿Las capacidades disponibles son las adecuadas ante una situación como esta? ¿Tienen los sistemas de ciencia y tecnología, incluyendo sus sistemas de evaluación y financiamiento, suficiente flexibilidad para adaptarse a una crisis inesperada? ¿Existen mecanismos adecuados de comunicación entre investigadores y con el público general?

Principales afirmaciones

  • Hasta el 15 de julio de 2020, seis meses después de la aparición del primer artículo sobre Covid-19, se habían acumulado ya 31.322 documentos científicos en la base de datos internacional PubMed.
  • En los primeros días, las publicaciones se concentraron en instituciones chinas, pero al hacerse más claro el peligro de la extensión global del brote, científicos de todo el mundo comenzaron a trabajar en el tema. Pasados seis meses del comienzo de la crisis, la investigación sobre el Covid-19 ya era un esfuerzo global con autores de 179 países distintos.
  • Los primeros aportes de Iberoamérica aparecieron a poco de empezar la crisis, el 30 de enero. Al igual que en la producción mundial, a partir de abril el ritmo de producción creció de forma acelerada, impulsado mayormente por las publicaciones de autores españoles y brasileños. En tan sólo diez días, la producción iberoamericana se duplicó y para fines de abril se había quintuplicado. Hasta el 15 de julio, Iberoamérica acumuló 2.774 artículos sobre Covid-19 en PubMed.
  • En enero y febrero de 2020, los niveles de colaboración internacional, reflejados en la firma conjunta de artículos científicos por parte de autores de distintos países, alcanzaron al 25% y 27% del total. Muchos artículos se centraron en la descripción de la nueva enfermedad y en la posibilidad de la extensión del brote a otros países y regiones. A partir de marzo, con la expansión más acelerada de la producción científica mundial, el nivel de colaboración internacional descendió a un 21%, que se mantuvo casi sin alteraciones hasta julio.
  • El análisis de la literatura muestra cómo se han constituido varios núcleos temáticos de investigación. A nivel mundial se detectan núcleos orientados al estudio del virus y al diagnóstico de la enfermedad. También se identificaron estudios relacionados con los efectos psicológicos del aislamiento. A nivel iberoamericano, se identifican núcleos relacionados con el tratamiento de pacientes y la gestión de los sistemas de salud.
  • Algunos de los países de la región movilizaron fondos para garantizar que el sistema científico y tecnológico contara con el apoyo para crear y difundir herramientas para la investigación, desarrollo, tratamiento y contención del virus. Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Perú, España y Portugal crearon comités de expertos, formaron consorcios para el desarrollo tecnológico de insumos y demás elementos necesarios para abordar la pandemia, financiaron proyectos de investigación e impulsaron el desarrollo de herramientas para apoyar a las pequeñas y medianas empresas.
  • Muchos de los esfuerzos realizados en I+D a nivel mundial apuntaron a la obtención de tratamientos y vacunas para hacer frente al Covid-19. En Iberoamérica, con excepción de Paraguay y algunos países centroamericanos, todos los demás contaban con algún ensayo clínico activo.

Acceder al documento

Ya están disponibles los indicadores actualizados de la Red Iberoamericana de Indicadores de Educación Superior (Red INDICES), que abarca la serie temporal 2010 - 2018. Se trata del resultado del relevamiento anual de información estadística a los países que la integran.

Acceda aquí a la batería completa de indicadores actualizados.

 

Algunos datos relevantes:

- La cantidad de estudiantes en la educación superior de América Latina tuvo un incremento en dicho periodo del 40%. Iberoamérica un 37% en el mismo periodo.

- Entre 2010 y 2018, la matrícula en el nivel CINE que más incremento en América Latina e Iberoamérica fue el CINE 8 o doctorado, con un 64% y 49% respectivamente. 

- En 2018 las mujeres representaron el 44% de la matrícula total y el 57% de graduados totales en ambas regiones. 

El 16 de septiembre se desarrolló de manera virtual la primera jornada del V Taller Iberoamericano de Indicadores de Educación Superior, con el objetivo de discutir sobre la producción de información estadística en el marco de la Red Iberoamericana de Indicadores de Educación Superior (Red INDICES). A esta jornada la seguirán dos sesiones más, a realizarse el 24 y el 30 de septiembre respectivamente.

Del encuentro participaron especialistas, representantes de organismos de cooperación, y responsables de las áreas de producción de información en educación superior de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Cuba, España, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal y Uruguay. También siguieron la transmisión más de 100 investigadores, docentes y estudiantes de diferentes países de Iberoamérica.

El taller fue organizado por la Red INDICES, en el marco del Observatorio Iberoamericano de la Ciencia, la Tecnología y la Sociedad (OCTS) de la OEI, con el apoyo del Instituto de Estadística de UNESCO (UIS), la Junta de Andalucía a través de su Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, el Instituto Internacional para la Educación Superior en América Latina y el Caribe (IESALC-UNESCO), la Oficina Regional de Ciencia y Tecnología para América Latina y el Caribe de UNESCO y la Oficina Regional de Educación para América Latina y Caribe (OREALC-UNESCO).

 

La Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) y la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (CONEAU) de la República Argentina presentaron el informe Los sistemas nacionales de aseguramiento de la calidad de la educación superior en Iberoamérica, que describe y compara estos procesos en los 22 países de la región. La presentación se desarrolló de manera virtual, con la participación de más de 300 personas entre funcionarios, expertos y público en general.

El encuentro fue inaugurado por Luis Scasso, director de la oficina de OEI en Argentina, quien resaltó el “carácter inédito” del informe en el ámbito regional de la educación superior y consideró que el documento resumía la filosofía de trabajo colaborativo de OEI. “Ha sido muy satisfactorio encontrarnos con la CONEAU para colaborar con un objetivo común y con acciones concretas”, dijo Scasso.

A continuación, Néstor Pan, presidente de CONEAU y SIACES, destacó que el documento se lanza en un momento histórico en el que la integración regional se enfrenta a dificultades crecientes. “Hay asimetrías muy grandes en América Latina”, declaró Pan. “Al analizar los sistemas de aseguramiento de la calidad de la educación superior, estamos buscando una manera de brindar garantías a todos nuestros países en ese campo.”

Mariano Jabonero, secretario general de OEI, cerró la mesa de apertura afirmando que “todo lo que se haga para asegurar la calidad educativa es terreno ganado, lo mismo que reforzar nuestros sistemas estadísticos, compartir métricas y consensuar metodologías”. Destacó también que en la actual coyuntura, la educación a distancia es vital: “Se trata de una oferta que está en plena expansión. Dado que Iberoamérica es una comunidad de 800 millones de personas que hablan sólo dos idiomas, la ubicuidad potencial de la educación virtual nos obliga a ser muy cautos y rigurosos a la hora de examinar sus procedimientos”.

 

Pionera en el desarrollo de la informática en la Argentina y una de las primeras mujeres que se hicieron un lugar en el ámbito científico del país, Rebeca Guber falleció el 26 de agosto en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Surgida de la Universidad Nacional de La Plata, ejerció la docencia desde los inicios de su carrera profesional, tanto en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales como en la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Entre los primeros hitos de su producción académica se encuentra Elementos de Cálculo Diferencial e Integral, libro que escribió con Manuel Sadosky y que tuvo amplia difusión —así como múltiples reediciones a lo largo de los años— entre los estudiantes avanzados de ciencias e ingeniería.

En 1959, bajo la dirección de Sadosky, fue creado el Instituto de Cálculo (IC) de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, donde Guber asumió el rol de secretaria técnica. El IC fue el hogar de “Clementina”, la primera computadora destinada a investigación científica en tierras australes. Sobre el notable crecimiento del instituto durante los años 60 y su relación con Sadosky, Guber recordó lo siguiente: “Después de 1955, Manuel pasó a ser profesor del curso de Análisis I y yo fui su jefa de trabajos prácticos. Cuando se creó el Instituto de Cálculo, Manuel me convocó para que fuera su jefa de operaciones. Fue una época de mucho trabajo y muy gratificante. Manuel trazaba las políticas y yo me ocupaba de que todo saliera como correspondía. Tenía que manejar un grupo de setenta personas”.

En 1966, debido a la represión militar que desembocó en la Noche de los Bastones Largos, un extenso grupo de investigadores se desvinculó de la universidad pública. El IC se desmanteló casi hasta sus cimientos y el equipo de Sadosky —integrado por Guber, Juan Ángel Chamero y David Jacovkis, entre otros importantes científicos— renunció a sus cargos para fundar la consultora Asesores Científico Técnicos, con lo que se evitó que las líneas de investigación del instituto se discontinuaran. Asesores Científico Técnicos fue la primera empresa argentina orientada al desarrollo de software.

En 1986, tras el regreso de la democracia, Guber acompañó a Sadosky en la Secretaría de Ciencia y Tecnología de la Nación. Fue además una de las socias fundadoras de la Asociación Civil Grupo REDES, cuya creación data de 1996 y desde entonces tiene como propósito, a través del centro de estudios creado en 2002, incorporar la ciencia y la tecnología a la agenda pública de la Argentina. Tuvo, también, una muy fructífera relación con la Red Iberoamericana de Indicadores de Ciencia y Tecnología (RICYT), con la que colaboró de diversas maneras, entre ellas coordinando la edición anual de El Estado de la Ciencia.

Guber se destacaba por su rigurosidad profesional, su constancia y preocupación hasta por los detalles más mínimos, que se reflejaban en la calidad de sus trabajos. En ese sentido, fue una gran maestra para los jóvenes que colaboraron con ella. Tenía como mérito combinar esa rigurosidad profesional con una especial calidez personal que dejó una marca imborrable en quienes la conocieron.

Rebeca Guber es una referencia indiscutida en el ámbito de la matemática e informática teórica en el país. Fue un ejemplo de talento, disciplina y esfuerzo del que deberían servirse todos los estudiantes de ciencias. En su homenaje, una de las aulas del IC hoy lleva su nombre.  

Qué es la Red IndicES

La Red Iberoamericana de Indicadores de Educación Superior -Red IndicES- es una iniciativa de colaboración regional para la producción de información estadística que involucra a los productores de información sobre educación superior en los países de Iberoamérica, académicos, expertos de organismos de cooperación regional y usuarios. Es coordinada por el Observatorio Iberoamericano de la Ciencia, la Tecnología y la Sociedad de la OEI y patrocinada por el Instituto de Estadística de la Unesco (UIS).  Ver más

 

Objetivo general

El objetivo de la Red es la construcción de estadísticas comparativas de educación superior, consolidando un sistema regional de indicadores que releve y publique información estadística comparable en un marco de cooperación internacional y complementando los esfuerzos ya existentes. Se aspira a mejorar así las estadísticas de manera sostenida a lo largo del tiempo, reflejando las particularidades de la educación superior en Iberoamérica.Ver más

 

Coordinación 

La Red es coordinada por el Observatorio Iberoamericano de Ciencia, Tecnología y Sociedad de la OEI (OCTS) y cuenta con el apoyo del Instituto de Estadísticas de la UNESCO (UIS-UNESCO).  Ver más


Con el apoyo de:

JuntaAndalucia.png